Nunca me subí a un avión: guía para volar.

-Lectura de 4min-

Nunca volé… ¿cómo es el proceso? ¿Que te sellan papeles? ¿Por qué la gente corre apurada en los aerpuertos? ¿Qué papeles tengo que tener a mano? ¿Y como se por donde salir?

Cuando me subí al avión por primera vez, tenía miedo hasta de perder mi vuelo de conexión. De hecho, ni sabía lo que era un vuelo de conexión.

El aeropuerto es un proceso tan estresante como satisfactorio, el olor al free shop, los perfumes importados, las ansias de la espera, ¡la comida!, todo ya es parte del viaje.

Esta es una guía para que entiendas mas o menos como es el proceso:

 

1. Online Check-in

El proceso loco del aeropuerto comienza antes de llegar. Desde dónde estés y 24hs antes del vuelo vas a tener que entrar a la página web de tu aerolínea y hacer click donde diga “Check-in”. Ojo, porque si no lo hacés desde el celu antes, en el aeropuerto dependiendo de la empresa pueden que te cobren algún adicional.

Una vez que insertes con cuantas valijas viajas, te asignen un número de asiento y bla bla, te van a dar un billete online con un código QR que es el que te van a escanear después para comprobar que tenés tu billete comprado. Generalmente te mandan un archivo en formato PDF que es el que presentas después. Te recomiendo hacerle una screen shot (captura de pantalla) por las dudas, porque si no te mandan el PDF y no tenés internet en el país que estés, el internet de los aeropuertos no siempre es el mejor y vas a tener problemas buscando este papelito. De no acceder, hay unas maquinitas muy simpáticas que te hacen el check-in ahí, pero no siempre funcionan como corresponden.

 

1. Llegada al aeropuerto

Cuando viajes fuera del país, vas a tener que llegar al menos tres horas antes al aeropuerto (si estás en Argentina, contá con las huelgas, los taxis, el tráfico, la vida) para cumplir con el proceso de papeleo previo a la subida al avión. Si hacés un vuelo nacional, con una hora y media estás bien (de hecho una vez en un aeropuerto a 80km de París tardé 20 min en hacer todo el proceso, pero fue una noche muy turbia que no quiero recordar). Los aeropuertos se dividen en TERMINALES (A, B, C, 1, 2, 3…). Tenés que averiguar en qué terminal está tu aeorlínea y dirigirte ahí (generalmente todas las low cost están juntas). Una vez ahí vas a ir con tu valijita a la parte que dice DEPARTURES, es decir, SALIDAS (después están los ARRIVALS que es el área donde están los que recién llegan del avión), y con TU PASAPORTE A MANO y EL TICKET CON EL CÓDIGO QR. Una vez que hiciste la filita y llegás al mostrador, te van a pedir esas dos cosas y que pongas la valija en la cinta que está al lado. Te van a devolver tu pasaporte con una TARJETA DE EMBARQUE (Boarding pass) que luce más o menos como muestro abajo,  y te vas a quedar con tu bolso de mano.

 

2. Embarque

Te vas a dirgir a la parte de embarque (te van a indicar dónde queda, sino podés preguntar) y vas a acceder a MIGRACIONES que es donde te sellan el pasaporte para salir del país. Si te querés despedir de alguien, este es el momento. Pero no te preocupes, que va a ser el primer viaje de muchos! Luego vas a hacer ooootra fila más donde te van a hacer una serie de controles de seguridad para ver que no subas al avión algo que no esté permitido. Nada de líquidos de más de 100ml. (chau botellitas con agua, aunque hay unas botellitas con la medida permitida para vuelos que podes adquirir en cualquier comercio), no creo que seas tan boludo, pero claramente nada de tijeras ni objetos cortantes, nada de objetos inflamables. Cuando digo NADA, me refiero a que si te lo ven, te lo van a tirar muy amablemente en el tachito que está al lado, así que ojo. Si sos mujer, no te preocupes que el maquillaje está permitido. Te escanean la tarjeta de embarque, te vas a sacar los zapatos, cinturones, campera, todos los objetos de metal, y las vas a poner en una bandeja que pasa por una cinta. Pasas por un detector de metales, te palpean un poco (no te emociones) y ahora sí, comienza la aventura.

3. Sala de embarque

Ahora sí, librito, auris, y a relajar. Date una vuelta por el Dutty Free Shop (dónde vas a poder comprar libre de impuestos porque técnicamente te sellaron un pasaporte de salida de un país y todavía no entraste a otro), probate todos los perfumes, maquillate gratis, y esperá que sea la hora de tu vuelo. Generalmente vas a poder embarcar unos 3o min antes de la salida HASTA 15 min dependiendo de la aerolínea. Lo que sí, andá buscando la puerta o gate por la que vas a subir al avión. Algunos aeropuertos como el de Miami, son TAN grandes que ¡hasta tenés que tomarte un tren para viajar por adentro!

Cuando sea el momento comenzarán a hacer subir a los pasajeros por orden de asientos: primero los que viajan en primera clase o Business  y luego nosotros, la plebe.  Arriba del avión empieza la coreografía de las azafatas explicando las medidas de seguridad; quizás te ofrezcan algo para tomar, si es internacional seguro que también para comer (a menos que viajes por aerolíneas super archi mega baratas como TUIfly que en un vuelo de doce horas de Belgica a Mexico no me dieron ni un agua, pero lo pagué 200€). Es muy probable que una o dos horas antes de aterrizar las misma azafatas te entreguen un papel que deberás completar con tus datos, es una declaración jurada de aduanas que deberás presentar al bajar del avión. Nada muy complicado, puro dato.

4. Vuelos de conexión

Si tenés una escala en un país entre vuelo y vuelo, no te preocupés no te vas a perder. Van todos caminando como ovejas hacia el mismo lado, así que te vas a dar cuenta, solo tenés que seguir a la masa.

Otra vez vas a hacer una fila para MIGRACIONES (esta vez para entrar) donde te van a pedir el pasaporte (a esta altura espero que te hayas dado cuenta que lo tenés que tener siempre a mano), y seguramente te hagan algunas preguntas. Esta parte siempre me pone muy nerviosa a mí, por más que tenga todo en regla. Llegar, sin hablar el idioma fluidamente, pidiendote papeles y con cara de póker, no es una situación muy cómoda. Simplemente relajate, sonreí y con tranquilidad respondé lo que te pregunten. Las clásicas son:

  • A qué parte vas
  • Cuánto tiempo te quedas
  • Dónde te pensas quedar (dirección del hostel o casa)
  • Cuanta plata traes
  • Si tenés tarjetas de crédito
  • De que trabajas
  • Qué estudias
  • De que trabajan tus padres

Si estás por entrar a USA, y claramente ya sacaste la visa con anterioridad, no deberías tener ningún problema, ni hablar si estás respaldado por un Work And Travel. El tema es cuando viajás por ejemplo, a Europa. La realidad es que es todo bastante azaroso. Yo nunca tuve problemas (solo entrando a Rusia por tierra, y fue una anécdota bastante graciosa) pero a una de mis amigas entrando a Alemania, la llevaron a un cuarto aparte, la retuvieron 45min, hasta le revisaron los mensajes del celular (incluso le hicieron cambiar el idioma a Inglés). Todo lo que quieren comprobar es que no te quedes trabajando ilegalmente, así que cualquier cosa que conste como motivo para salir, sirve.

5. Retirar equipaje

Lo que sigue es entrar, seguir el camino (hay un solo camino, no te vas a perder) hasta las cintas donde está el equipaje de los pasajeros, señalado con una pantalla que dice el vuelo del cual vienen las valijas, y ¡oficialmente entraste!

 

La aduana al regreso

A la vuelta, de regreso a tu país, vas a tener un paso extra más exigente que es aduana, donde te revisan si compraste algo y en caso de que hayas comprado algo te puede tocar o no pagar impuestos del producto que estas ingresando al país. Para más detalles, te invito a que revises este post donde hablo solo de eso.

2 Replies to “Nunca me subí a un avión: guía para volar.”

Quiero escucharte