El dia que perdimos nuestros recuerdos

Si digo que no me estaba riendo, mentiría. No hubo segundo del viaje donde la risa no se cruzara entre medio de las palabras.  He aquí la prueba: Como era costumbre, eso estábamos haciendo con Nacho después de cruzar la frontera de Turquía a Georgia, levantados por un señor pelado que hasta el día de […]